lunes, 29 de diciembre de 2014

¿Cómo se trabaja en el presupuesto comunicacional de una cadena de franquicias?



La práctica demuestra que, para que las cosas salgan bien, el único que debe manejar la comunicación de la marca es el franquiciante.

 Aún obrando de buena fe, el franquiciado no conoce la estrategia superior del franquiciante y por lo tanto su comunicación, en el mejor de los casos, no va a ser capitalizada por la marca.

 Las alternativas con que cuenta el manager de la cadena para invertir en comunicación son publicidad, promoción, eventos, prensa, relaciones públicas, internet, marketing directo y fuerza de ventas. 

La mezcla de estas alternativas es un arte y una ciencia. Cualquiera que sepa algo de marketing sabe que es así. Muchas variables entran en juego, como la época del año, la habilidad creativa del manager, así como también su estilo pasivo a agresivo.

 En todos los casos, es la robustez de marca lograda en el mediano plazo, la que dice si el presupuesto comunicacional estuvo bien o mal invertido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario