lunes, 29 de diciembre de 2014

¿Está bien que el franquiciante no cobre regalías operativas?


No. Está mal.

Las regalías operativas son el precio que hay que pagar por usar la marca en el territorio.

Esto no puede ser gratis. El cobro de una regalía operativa es en sí mismo la esencia del mecanismo de franchising, y obliga a ambas partes a estar permanentemente preocupadas por aumentar los ingresos.

Si el diseño de un sistema de franchising no incluye el cobro de regalías operativas, el franquiciado podría argumentar con justa razón que el franquiciante solo le interesa venderle mercaderías al franquiciado y que es de este proceso de donde obtiene sus ganancias.

No hay ningún delito en tener distribuidores de los productos que fabrica la empresa. Lo que no es correcto es venderlo como un proyecto de franchising, ya que sin el cobro de regalías operativas, el franquiciante no tendrá el incentivo suficiente para estar controlando el proceso de cerca y mejorar toda su red de negocios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada