lunes, 29 de diciembre de 2014

¿Para qué sirve un consultor de franquicias?



Este es un problema casi existencial. 

Si la marca es muy poderosa y aún no ha desarrollado su programa de franchising, la función del consultor es hacer un anteproyecto y un estudio de factibilidad de la expansión, y luego trabajar en el asesoramiento para la puesta en marcha del proyecto.

 Si la marca es muy poderosa y ya tiene desarrollado un canal de franchising, el consultor puede trabajar en la territorialización de la expansión y en la búsqueda y selección de franquiciados, en la auditoría comercial de la cadena y en el asesoramiento al manager del canal de franquicias acerca del manejo del presupuesto comunicacional de la marca.

 Si la marca es débil o inexistente, lo único que puede hacer el consultor es comenzar el largo camino de la construcción de marca, y dejar para mucho más adelante la idea de expandirse por franchising. 

Si el que se acerca al consultor es un potencial franquiciado, su función es mostrarle objetivamente las características de la marca de su interés, visitando al franquiciante y evaluando a los competidores en el territorio solicitado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada