martes, 13 de enero de 2015

¿ESTÁ BIEN QUE EL FRANQUICIANTE COBRE UN FEE POR PUBLICIDAD?




Si, está bien. 

Pero es mucho más operativo en la práctica, guiar al franquiciado para que invierta una determinada suma de dinero en comunicación en su territorio, que se suele determinar como un porcentaje de la facturación bruta de la franquicia en el territorio.

Cuando hablamos de comunicación nos referimos a publicidad, promoción, eventos, relaciones públicas, prensa, marketing directo, internet (redes sociales) y fuerza de ventas.

De todas maneras, la forma en que se invierta esta suma, debe estar supervisada muy de cerca por el franquiciante. Es muy importante restringir al máximo las libertades del franquiciado para hacer comunicación. 

Hay experiencias realmente nefastas, aún cuando fueron hechas de buena fe y con las mejores intenciones. La comunicación de marca debe ser patrimonio exclusivo de su dueño, el franquiciante, y el equipo gerencial contratado para tal fin.

Además, es muy importante que el franquiciado respete todas las cuestiones referidas a la comunicación de marca, como packaging, bolsas, servilletas, manteles, displays, pizarrones, posters, etc, que también deben estar incluidos en el presupuesto comunicacional correspondiente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario