jueves, 4 de febrero de 2016

Tasa de rotación de la franquicia (TRF)

La tasa de rotación de la franquicia TRF para una determinada marca se mide como la cantidad de franquicias transferidas, terminadas, no renovadas, re-adquiridas o que dejaron de funcionar, dividida por la cantidad de franquicias abiertas en un año. Esta tasa oscila en promedio en el 10% en USA, que sigue siendo siempre el lugar a mirar cuando quieren hacerse estudios comparativos de funcionamiento del sistema.

La tasa TRF no es intrínsecamente buena o mala. Pero en combinación con otros factores nos puede dar mucha información sobre la conveniencia o no de entrar a una cadena. 

En primer lugar puede indicarnos a qué velocidad se están abriendo franquicias en el año. Por supuesto, esto es fuertemente dependiente de que el franquiciante haya cumplido con su curva de aprendizaje y haya logrado una cierta masa crítica para atraer potenciales franquiciados, lo que ciertamente no ocurre rápidamente y muchas veces, frustra a muchos franquiciantes a continuar en la expansión por este método, por no querer esperar que se acomoden todas las variables del sistema. Por eso es muy importante que esta tasa TRF se mida después que el franquiciante haya abierto varias franquicias y que se encuentre cómodo con la oferta de sus módulos.

En segundo lugar, puede decirnos mucho del grado de atractivo o descontento de los franquiciados de una marca, si es que prefieren salir de la misma y no renovar sus contratos. Pero de nuevo, esta medición no tendrá mucho valor si no hay muchas franquicias en el sistema, ya que el proceso de aprendizaje del franquiciante suele acarrear muchos dolores de cabeza para los "early movers", es decir, los primeros franquiciados que confiaron en la expansión de la marca por franchising. Entonces no habría que medir esta tasa hasta que no haya varios franquiciados en el sistema, ya que los valores podrían ser muy altos y no reflejar realmente el funcionamiento del sistema como un todo.

Alguna vez dijo Einstein que la estadística era muy engañosa: si mi vecino tiene dos autos y yo no tengo ninguno, la estadística dice que hay un auto por habitante.

El asunto es tener el suficiente sentido común antes de utilizar cualquier resultado estadístico.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada