jueves, 14 de julio de 2016

¿Cuál es el ROI de tu empleo actual?




A veces me resulta alarmante ver como se ha degradado y bastardeado el concepto de ROI (return on investment, es decir, cuanto representan tus ingresos libres de impuestos y descontados en el tiempo con respecto a lo que pusiste para hacer lo que hacés) y de otras métricas utilizadas para medir el rendimiento de las inversiones. Hombres y mujeres de las más variadas profesiones, asesorados por dudosos profesionales y guitarreros variopintos, que no tienen idea de lo conceptual de una métrica, piden datos a los franquiciantes para comparar después o bien con otras franquicias, o bien con otros activos, como por ejemplo, bonos financieros de países riesgosos (en este momento no se me ocurre ningún ejemplo), o "pozos" inmobiliarios para la construcción de torres o barrios privados. Como si la compra de una franquicia tuviera que ver con las decisiones de un banco central plagado de mediocres y burócratas inservibles, o con la industria de la construcción, adonde los argentinos han derivado la mayor parte de la renta nacional, siguiendo el mandato de sus ancestros inmigrantes.

Ahora bien, para hablar en términos conceptuales, primero hay que estar seguro de que la compra de una franquicia sea o no sea una inversión. Por que si no, se está hablando por boca de ganso. En algunos casos la compra de una franquicia es una inversión y en otros no. Es una inversión si la compra un grupo empresario para sinergizar su cartera, y no es una inversión si la compra un entrepreneur que va a poner todos sus ahorros, su vida, su matrimonio, sus hijos y su futuro en ello. 

Si sos empleado de una empresa, es relativamente difícil calcular la ROI de tu empleo. Un empleado "compra" un empleo a una empresa, pagándole con su tiempo y su vida, a cambio de un ingreso que la empresa le paga en cuotas llamadas "salarios". El riesgo de despido o de quiebra de la empresa se traduce en una tasa a la cual deben descontarse esos salarios a lo largo del tiempo en que se proyecta el análisis. La suma de esos flujos descontados a esa tasa, divididos por el la suma del valor "tiempo" y "vida" que va en el denominador, nos dará la ROI de tu empleo actual.

Un franquiciado "compra" el derecho de usar un sistema, un concepto y una marca por determinado tiempo en un territorio. Paga por eso una suma perfectamente determinada de antemano, y por supuesto, como estamos hablando de franquiciantes serios (porque de los otros también existen), el sistema está probado y parametrizado, es decir, vamos a saber de antemano con la precisión necesaria, cuales serán los flujos de fondos futuros del negocio. La tasa de descuento en este caso tiene que ver con el riesgo del mercado local, y en esto también va la "muñeca" del franquiciante al otorgar una franquicia. Las ganas de abrir franquicias no debieran hacer que se otorgasen territorios no aptos para desarrollar el negocio, o mal dimensionados.  Dijimos que en el caso que seas un entrepreneur y compres una franquicia no corresponde aplicar el cálculo de ROI, pero si se lo hiciera, ¿cual de los dos ROI te parece que sería mayor? ¿La de un asalariado o la de un franquiciado?

La compra de una franquicia le va a cambiar la vida a una persona. No debiera dejarse este proceso en manos de falsos predicadores, bolseros y guitarreros.


Seguínos en nuestras redes sociales y mirá noticias de franchising de todo el mundo, tips de marketing y management para manejar tu franquicia y fotos y videos de nuestro portfolio






No hay comentarios:

Publicar un comentario