martes, 19 de julio de 2016

Toda pyme debería seguir el modelo de franchising




Está bien. Ud no tiene interés en el franchising. No quiere franquiciar su negocio ni comprar una franquicia. No quiere saber nada con pagar enormes Initial Fees ni royalties, ni lidiar con franquiciados que tienden a pensar que pueden hacer cualquier cosa sin consultarlo, sin seguir las reglas establecidas por Ud como franquiciante. Y por supuesto, Ud no quiere incurrir en la inversión que significa transformar su negocio y su organización para que sea apta para vender franquicias.

Lo cierto es que el franchising no es para todos y es mejor que Ud no se embarque en un proyecto de este tipo si no está totalmente convencido.

Ahora bien, aún cuando a Ud no le guste la idea del franchising, Ud deberá manejar su negocio como si fuera una franquicia para lograr su máxima performance. 

Y por esta razón es que Ud deberá sistematizar su negocio, ordenarlo de acuerdo a una serie de reglas y procedimientos y estandarizar las herramientas que utiliza a diario para la gerencia básica, como software de administración, servicio de limpieza y controles de stock.

Al hacer todo esto, Ud estará manejando un franquicia, y su negocio será tanto más exitoso cuanto más se acerque a un funcionamiento programado, sistemático y ordenado como el que le provee un sistema de franchising.

Ud deberá sistematizar el manejo de su personal y la asignación de tareas, la recepción, clasificación, almacenamiento y despacho de mercaderías, establecer procesos de facturación con distintos medios de pago, manejar la relación con proveedores, organismos municipales, gubernamentales y de recaudación impositiva, hacer un programa de comunicación de marca a través de todos los canales de comunicación, y estandarizar los procesos de entrenamiento de sus colaboradores. En una palabra, Ud deberá gerenciar su negocio. 

Gerenciar significa eso, operar el negocio en forma consistente, predecible, eficiente y rentable. Tal como lo debe hacer un franquiciado siguiendo los procedimientos del un franquiciante. En realidad, todo entrepreneur disfruta mucho más organizando su negocio que haciendo las tareas que hay que hacer.

Ahora bien, si Ud hizo todo esto para su negocio, ¿Cuál puede ser la razón para que no se sienta seguro iniciando una expansión por franchising? En realidad Ud ya tiene un "negocio que puede vender franquicias", y ¿entonces?

Puede ser que haya escuchado alguna mala experiencia, sea de parte de algún franquiciante o de parte de algún franquiciado. Todo sistema de negocios tiene ventajas y desventajas y puede registrar grandes fracasos y grandes éxitos. Pero es necesario que tenga en cuenta que en realidad, el crecimiento por franchising exige una inversión muy inferior al crecimiento orgánico propio.

Puede ser que desconozca los alcances del sistema y sus posibilidades de llegar a lugares a los que nunca jamás hubiera llegado por si solo. Con las consecuencias que esto tiene para la marca y para el negocio en términos de valor monetario.

O puede ser que Ud sepa todo esto y que aún así no le interese. Y está bien. Si bien es cierto que, a priori, todos los negocios pueden ser franquiciados, no todas las empresas pueden ser franquiciadas, ya que por suerte, los destinos de una empresa los maneja una persona, y siendo toda empresa un ser viviente, debe decidir por si misma cual es el camino que va a recorrer en su crecimiento y en su vida.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada