domingo, 21 de agosto de 2016

Si vas a comprar una franquicia prestá atención a estas 4 cosas



Comprar una franquicia constituye una forma de acercarse al entrepreneurship, es decir, al estilo de vida empresaria, en el que tanto el éxito como el fracaso dependen de las propias decisiones, y de nadie más. De hecho, el dueño de una franquicia enfrenta los mismos problemas que enfrenta un entrepreneur, especialmente los referidos a la falta de capital de trabajo, al manejo de empleados y a mantener a los clientes satisfechos.

Es cierto que el dueño de una franquicia tiene el respaldo de una marca conocida y el soporte de un franquiciante que lo contiene para resolver los problemas generales del negocio, pero el día a día es todo del franquiciado. Cuando vienen los problemas, el que les pone el pecho es el franquiciado.

Asi que, si tenés intenciones de comprar una franquicia, tomate unos días en el campo o en el mar y hablá mucho con vos mismo, y reflexioná sobre estos 4 temas.


1. ¿Te vas a sentir cómodo manejando una empresa?

Es cierto que el franquiciante te entrena y te da los lineamientos generales para que puedas cumplir con la misión y la visión de su marca. Pero vos vas a tener que ocuparte de las cuestiones externas (marketing, servicio al consumidor, ventas y servicio post-venta), y también de las cuestiones internas (gerencia general, contratar y despedir personal, atención a proveedores, stock de mercaderías, administración y finanzas). Vos tenés que ser bueno en los dos ámbitos, y si no, vas a tener que poner a alguien que sea bueno, porque de la combinación armónica de estas variables va a depender el éxito o el fracaso de tu franquicia. No basta con decir "yo amo la cosmética así que quiero vender productos de cosmética". Ser empresario es una forma de vida muy compleja y bastante difícil por cierto. 


2. ¿Tenés el dinero suficiente?

Muchos franquiciantes no te dicen toda la verdad. Te van a hablar de Initial Fee, de gastos inmobiliarios para obtener tu local, de mercadería inicial, de decoración y equipamiento, y algunos hasta de gastos de Grand Opening. Pero la verdad es que pocos te dicen que tenés que tener un buen "colchón" para enfrentar los gastos fijos de los primeros meses de curva de aprendizaje de tu franquicia, para reparar las máquinas que se te decompongan, y para atender gastos extras como podrían ser descuentos especiales a "personas especiales" del territorio. Así que yo te aconsejo que a la plata que te muestran como inversión inicial total la multipliques por lo menos por un coeficiente de 1,25. Si tenés la suma de dinero resultante de esta operación, entonces dale para adelante.


3. ¿El terrritorio acordado con el franquiciante te parece bien dimensionado?

Vos sos el único que podés usar la marca en el territorio acordado. Y tu territorio va a estar lindando con otros territorios franquiciados y propios del franquiciante. En este punto descansa en gran parte el éxito de tu franquicia. Salí de la computadora y andá a caminar tu territorio antes de firmar el contrato de franquicia. ¡Hay mucha ingeniería en el tráfico peatonal! Estudiá la zona flux, los clientes traffic y los clientes traffic inducidos. Mirá los "accidentes naturales" de tu territorio, como puentes, estaciones de subte, avenidas que actúan como murallas divisorias, supermercados que desvían el tránsito vehicular y peatonal, todo lo que te llame la atención, no dejes nada librado al azar. Como en la guerra y en el ajedrez, ocupar el territorio implica conocerlo y saber como defenderlo y mantenerlo.


4. ¿Qué soporte te ofrece el franquiciante?


El soporte del franquiciante no solo debe verse en el entrenamiento inicial, el cual de por si es extremadamente importante. También aseguráte que te va a ofrecer sistemas para interpretar las cosas que vos no sabés si nunca manejaste tu negocio propio, por ejemplo, como interpretar la póliza del seguro de tu local, como manejar a un empleado problemático y como despedirlo si no encaja en tu organización, como negociar un descubierto bancario, adónde recurrir en caso de catástrofe (terremoto, asalto violento), como hacer un cash flow mensual para cumplir con todas las obligaciones impositivas y previsionales, es decir, ponéte en una situación extrema y mirá como responde tu franquiciante. En la industria del franchising nunca estás solo, pero en algunos sistemas de franquicia estás más acompañado que en otros.

Una franquicia no está diseñada a prueba de balas. Si bien el riesgo es muy inferior al de lanzar tu negocio propio sin marca ni respaldo, también puede fallar si no lográs la "química" necesaria con tu franquiciante. Esto forma parte del arte de ser un entrepreneur.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada